Descubra el lugar

Ubicado en un poblado de pescadores, al oeste de la capital Habanera, allá por los años 30 Ernest Hemingway solía visitar tanto por tierra como por mar el barrio donde solía tomar whiskey y pescar: Jaimanitas. Este pueblo, rico en historia y tradición, suma otra más a sus versátiles aristas y encantos. Se trata de un restaurante que desde varias décadas viene deleitando el paladar de incontables personalidades, regalándoles siempre inolvidables momentos: "la paladar de Santy".

El Restaurante Santy Pescador le da la bienvenida invitándole a degustar los más exquisitos platos de la comida mediterránea y japonesa. En este viaje de placer al paladar, navegará en acogedores camarotes donde podrá disfrutar de la tranquilidad y la privacidad que usted espera. Dos reservados climatizados y debidamente ambientados quedan a su disposición para cenas privadas o de negocios.

Si lo prefiere, las cubiertas al aire libre recrean un ambiente de pesca, involucrándolo con el entorno local de río y mar. Las dos terrazas le muestran algo de historia y tradición, así como los atractivos típicos del lugar.

... y si es usted de los más entusiastas, el Mirador del Castero le regala una de las mejores vistas del poblado, desde sus 18 m de altura, bañando su rostro con el frescor de la brisa del mar.

Desde los siguientes enlaces podrá dar un recorrido por sus "camarotes", "cubiertas" y la "sala de máquinas", donde verá en acción el funcionamiento de este navío:

Haga clic (aquí) para ver un video del restaurante Santy Pescador, cortesía de oncubamagazine.com

Le deseamos tenga un buen viaje.